Empleados de Amazon en Estados Unidos decidirán si forman un sindicato

Cerca de 6.000 empleados de almacenes de Amazon en Alabama, Estados Unidos, decidirán si desean conformar un sindicato en el mayor impulso laboral en la historia del gigante de compras en línea.

Hay muchos intereses en juego para la compañía. Un sindicato en Bessemer podría desatar una reacción en cadena a lo largo de sus operaciones en Estados Unidos, en caso de que más empleados decidan sublevarse y exigir mejores condiciones de trabajo. Mientras tanto, defensores de los derechos laborales esperan que la situación en Bessemer pueda inspirar a los trabajadores para crear sindicatos, no sólo de Amazon.

Sin embargo, los organizadores enfrentan una batalla cuesta arriba. Amazon, el segundo empleador privado más grande del país, tiene antecedentes de suprimir los intentos de sindicar en sus almacenes y su cadena de supermercados Whole Foods.

Los trabajadores en Bessemer tienen hasta el lunes para emitir sus votos. Una mayoría de votantes deberán votar «sí» para poder crear un sindicato.

Reclamos

Además de mejores salarios, quieren que Amazon brinde a los trabajadores de sus almacenes más recesos y un mejor trato. Muchos se quejan sobre sus jornadas de trabajo pesado de 10 horas, con solo dos descansos de 30 minutos. Los trabajadores están de pie durante la mayor parte de ese tiempo, empacando cajas, colocando productos en estantería o desempacando artículos que llegan en los camiones.

Un trabajador en Bessemer que recientemente testificó en una audiencia del Senado describió el trabajo como «agotador» y señaló que los empleados son rastreados durante toda la jornada de trabajo y podrían ser sancionados o despedidos por tomar más tiempo de descanso.

En sus anuncios en que ofrece empleo, Amazon describe el trabajo en sus almacenes como un «puesto de ritmo veloz, de esfuerzo físico que te mantiene en constante movimiento».

Respuesta

Amazon argumenta que los almacenes crean miles de empleos con un salario promedio de 15,30 dólares por hora, más del doble del salario mínimo en Alabama. Los trabajadores también cuentan con prestaciones que incluyen seguros de atención médica, óptica y dental sin pagar cuotas sindicales, de acuerdo con la compañía.

Amazon presionó a los trabajadores para que voten en contra del sindicato. En la audiencia ante el Senado, un trabajador testificó que la compañía colocó carteles contra el sindicato en todo el almacén en Bessemer, incluyendo dentro de los baños, y también programó reuniones obligatorias para los trabajadores sobre las razones por las que crear un sindicato sería una mala idea.

Además, crearon un sitio web para los empleados en los que se les indica que deberán pagar 500 dólares en cuotas sindicales al mes, dinero que podrían usar en alimentos y gastos escolares.

Sin embargo, Alabama es un estado con leyes de «derecho al trabajo», lo que permite a los trabajadores en negocios sindicalizados optar por no pagar cuotas sindicales y retener los beneficios y protecciones laborales negociados por el sindicato.

Panorama

Si se aprueba la creación de un sindicato, Amazon necesitaría empezar a negociar un contrato con el Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Tiendas Departamentales, con sede en Nueva York, el cual encabeza los esfuerzos por sindicar a los empleados del almacén en Bessemer y que representa a 100.000 trabajadores de plantas avícolas, de instalaciones de cereales y embotellado de refrescos y de minoristas como Macy’s y H&M.

Pero Amazon podría detener las negociaciones de contrato y ambas partes podrían iniciar acciones legales, lo que aplazaría el proceso.

Un triunfo sindical en Bessemer no significa automáticamente un triunfo sindical en los más de 230 almacenes de Amazon en todo el país. Cada almacén que desee sindicarse deberá pasar por un proceso similar.

Amazon. Los trabajadores de un almacén dedicirán si quieren agruparse en un sindicato. (AP)